Explore Utah Science - Explore Utah Science - Educación http://exploreutahscience.org Mon, 22 Jan 2018 01:21:09 -0700 en-gb Del laboratorio al salón de clases http://exploreutahscience.org/educacion/item/96-del-laboratorio-al-salon-de-clases http://exploreutahscience.org/educacion/item/96-del-laboratorio-al-salon-de-clases Del laboratorio al salón de clases

Una científica que luego se convirtió en maestra pensaba que obtener un doctorado en neurociencia había sido difícil. Ahora está a cargo de un salón de clases de adolescentes, y enfrenta nuevos retos.

“¿Te gustaría ver el cerebro?” pregunta Renee Bend mientras camina rápidamente por el pasillo hacia su laboratorio. Bend tiene un doctorado en neurociencia pero su laboratorio no está en una universidad ni en un hospital, sino en la escuela Waterford en Sandy, Utah. En su primer año como maestra de ciencias, ella tiene un horario completo enseñando ciencia física, biología, genética, y neurociencia a estudiantes del 7º al 12º grado.

Hace seis años, Bend no se imaginaba que estaría mostrando cerebros humanos a estudiantes de la escuela intermedia y secundaria. Pero mientras realizaba investigación sobre los ojos de los peces tropicales para su tesis, resultó evidente que trabajar en un laboratorio no era algo para ella. “Me había desilusionado de la idea de hacer investigación,” dice Bend. “Sentía que iba a un paso muy lento y ya no era lo suficientemente importante para mí.”

Bend impartió clases para estudiantes subgraduados mientras cursaba sus estudios, y lo disfrutó tanto que decidió seguir una carrera en la enseñanza. Encontró su trabajo actual después que un consejero le sugirió que buscara trabajos en las escuelas secundarias locales. A pesar de no tener experiencia enseñando a estudiantes de esa edad, no fue tan intimidante como pensó que sería. “Resultó muy natural para mí estar ahí, y en ese lugar era donde yo quería estar,” dice ella.

La Secretaría de Educación del estado de Utah comprende el valor de tener profesionistas en los salones de clase. Los estándares básicos científicos de Utah ponen un énfasis en el entendimiento del proceso científico. “[Aprender el proceso científico] es vital para preparar estudiantes para estudios universitarios y carreras en áreas de [ciencia, tecnología, ingeniería, y matemáticas] (STEM por sus siglas en inglés),” dice Sarah Young, especialista en ciencias de la Secretaría de Educación del estado de Utah. Como practicantes del proceso científico, los profesionistas son especialmente aptos para proveer a los estudiantes con estos conocimientos valiosos.

Para alentar a que profesionistas se conviertan en maestros, la Secretaría de Educación del estado de Utah (USOE por sus siglas en inglés) creó el programa de ruta alternativa para la licenciatura (ARL por sus siglas en inglés), aprobado por el gobierno de Utah en 2002. En contraste con los programas tradicionales de preparación para la enseñanza, ARL les permite a los participantes obtener su licencia del estado de Utah mientras están empleados en su primer trabajo como maestros. Según el informe del 2010 del Centro Nacional para la Información sobre la Educación, el número de maestros en el país que obtiene su certificado tomando estas rutas ha aumentado al doble desde 2002, alcanzando 60,000 en 2009. La cantidad de maestros que obtiene su licencia a través de programas alternativos es todavía relativamente reducida, estimada en un 16 por ciento en 2009.

A pesar de ser una opción cuya popularidad va en aumento, tomar el camino rápido en la enseñanza tiene sus desventajas. “Yo no cuento con las estrategias de control de los estudiantes que una persona que tomó la ruta tradicional en la enseñanza probablemente tiene,” dice Bend, quien está inscrita en un programa ARL. “Definitivamente, el año próximo hay cosas que haré de manera diferente desde el principio.” Por esta razón, la Asociación Nacional de Educación dio a conocer un comunicado en 2009 advirtiendo que muchos programas de ruta alternativa no logran preparar a los candidatos para ser educadores exitosos.

Como una verdadera científica, para abordar este asunto Bend toma nota de las cosas que funcionan bien en el salón de clases mientras trabaja. Ya que ella misma fue estudiante durante un largo periodo de tiempo, sabe perfectamente el aburrimiento que puede surgir cuando la clase es impartida por un maestro sin motivación. “[Quiero] darme cuenta de qué puedo hacer para que alguien en mi clase piense, ‘¡Wow! Acabo de aprender algo muy interesante’. Creo que eso es realmente difícil de hacer.”

Hoy día, parece que va a lograr su objetivo. Mientras los estudiantes de neurociencias entran al laboratorio, puede sentirse la anticipación en el ambiente. Una joven exclama, “¡Estoy muy emocionada, no lo creo!” Sobre una repisa se encuentra la muestra de un cerebro humano. Mientras algunos estudiantes hacen muecas desde sus asientos y tratan de mantener una distancia segura entre ellos y el espécimen rosado un poco maloliente, otros lo exploran lo más posible, tanto visual como dactilarmente. “Creo que se aprende más en una hora en el laboratorio que en una hora en el salón de clase,” apunta Bend.

Aunque no todos los estudiantes van a salir del laboratorio con deseos de querer ser científicos, Bend espera que al menos tengan una nueva apreciación por la ciencia. Lo ideal es que los profesionistas traigan eso al salón de clase: conocimientos especializados y pasión por la materia para inspirar a una nueva generación.

]]>
alexandraporpora@gmail.com (Alex Porpora) Educación Mon, 07 Jan 2013 00:00:00 -0700
La educación práctica hace más atrayentes a las ciencias y las matemáticas http://exploreutahscience.org/educacion/item/74-la-educación-práctica-hace-más-atrayentes-a-las-ciencias-y-las-matemáticas http://exploreutahscience.org/educacion/item/74-la-educación-práctica-hace-más-atrayentes-a-las-ciencias-y-las-matemáticas La educación práctica hace más atrayentes a las ciencias y las matemáticas

Programas de las escuelas secundarias a lo largo del estado les enseñan a los estudiantes cómo las ciencias y las matemáticas se utilizan en el mundo real.

Muchos estudiantes frustrados han observado fijamente una hoja llena de notas de química o un complicado problema de matemáticas y han pronunciado la exclamación común, “¿Cuándo voy a usar esto?” Los métodos usuales de enseñanza pueden hacer que sea difícil para los niños entender las aplicaciones prácticas de lo que están aprendiendo.

La educación técnica profesional, o CTE por sus siglas en inglés, tal vez sea una manera de encauzar a los estudiantes en esta área. Estos cursos brindan muestras de las experiencias cotidianas concernientes a las profesiones que tal vez un día decidan seguir. Aunque la frase “educación técnica” da la idea de clases de economía del hogar y manufactura, se trata de algo diferente. Casi la mitad de las nueve áreas de estudio identificadas por el estado como CTE pertenecen a campos científicos o técnicos, incluyendo agricultura, ciencias de la salud, informática, e ingeniería tecnológica. Esta tendencia concuerda con las proyecciones a nivel nacional que indican que las ocupaciones con crecimiento más rápido provienen de estas áreas.

“Nuestro entrenamiento ha cambiado porque la industria ha cambiado,” indica Mary Shumway, la directora estatal de CTE. “Los chicos necesitan niveles más altos de matemáticas y ciencias.”

Durante la última década, la demanda de cursos CTE ha aumentado. El distrito escolar de Jordan tiene el Centro técnico Canyon (Canyon Technical Center) y el Centro de tecnología aplicada Jordan (Jordan Applied Technology Center). Y Tooele abrió su propia escuela CTE, la escuela secundaria Blue Peak, hace tres años, en lugar de mandar estudiantes en autobús a otras escuelas.

Aprendizaje para el mundo real

El instituto técnico Granite (GTI por sus siglas en inglés) en la ciudad de Salt Lake es posiblemente único en su tipo por la veracidad de las oportunidades que les ofrece a sus estudiantes de representar el papel de un profesional en un área específica. La escuela da servicios a las nueve escuelas del distrito escolar Granite de Salt Lake en el sur. Localizado en un antiguo hospital, algunas de las salas médicas han permanecido intactas para facilitar la enseñanza práctica. Inclusive hay una que alberga un consultorio dental completo donde los futuros asistentes dentales pueden sentar a sus familiares y amigos para tomarles radiografías y blanquearles los dientes bajo la supervisión de un dentista titulado.

En los mejores casos, CTE amalgama la enseñanza práctica con el rigor académico. Al caminar por los salones de clase de GTI, no es raro ver estudiantes del área de salud usar métodos matemáticos aprendidos en las clases de química o álgebra para calcular la dosis de la medicina de pacientes hipotéticos.

El director de GTI, Devon Harley, ha notado cambios determinados en la aplicación de los estudiantes en su aprendizaje. “Cuando hay una razón para hacerlo, los chicos encuentran una manera de hacerlo.” Al referirse a la clase de biomanufactura de GTI, agrega, “Ellos lo hacen porque ahora su mente les dice ‘Quiero fabricar este lápiz labial’, en lugar de “Estoy resolviendo problemas de matemáticas’, y de repente todo tiene sentido.”

Esta situación se aplica a Charles Emery, un estudiante del último grado en la escuela secundaria Skyline en la ciudad de Salt Lake. Antes de asistir a GTI, él no estaba entusiasmado de asistir a sus clases tradicionales. Un consejero pudo vincular el interés que Emery tiene en acuarios marinos con una clase de biología marina. Esta clase se convirtió en un “factor de motivación definitivo” en su avance hacia su graduación. “Cualquiera con interés en una clase de ciencias no va a encontrar otra mejor,” dice él. Después de la escuela secundaria espera poder asistir a la universidad de Hawai para continuar explorando la biología marina.

Apoyo para los estudiantes

El curso de biomanufactura/diseño de productos biotécnicos, impartido por Rick Grigsby, ejemplifica cómo las clases CTE preparan a los estudiantes para la vida profesional. Él dice que el curso es de ingeniería inversa por estar basado en las necesidades y requisitos de negocios locales. Mientras los estudiantes exploran aparatos médicos, medicamentos y biocombustibles, también aprenden sobre las regulaciones federales y consideraciones de mercadotecnia.

Grisby señala que dichas medidas cercioran que los estudiantes podrán impresionar a futuros empleadores y comités de admisión universitarios por igual. “Se trata de la competencia…cuando van a una entrevista quiero asegurarme que tengan las armas para triunfar.”

Inspirada por la clase de Grisby, Sabrina Abdalla, una estudiante del último grado de la escuela secundaria Granger en West Valley, está trabajando con un amigo en el desarrollo de un aparato para tratar el sangrado nasal. Ella advierte que los detalles de tal aparato son confidenciales por ahora, pero que estarán disponibles para su graduación, cuando planea haber completado el trabajo preliminar necesario para iniciar el proceso para patentarlo. “GTI nos anima a progresar,” indica ella.

Desde algunas perspectivas, CTE parece ser un método efectivo. Según Thalea Longhurst, coordinadora estatal de CTE, 95% de los estudiantes de Utah con cursos CTE se gradúan de la escuela secundaria, un número mucho mayor al promedio estatal y nacional de aproximadamente 75%. Además, los estudios del Centro de investigación nacional para la educación técnica y profesional (NRCCTE por sus siglas en inglés), muestra que la coordinación de cursos CTE y aprendizaje tradicional produce mejores resultados en indicadores concernientes a CTE, como las evaluaciones de matemáticas que aumentaron en un 8-9%.

No obstante, ¿será posible que la insistencia en experiencias prácticas ocurra a expensas de la educación de alto nivel necesaria para ser competitivo en las carreras técnicas? Ese estudio no se ha realizado y todavía es una incógnita si los cursos CTE resultan en un mejor desempeño en la universidad o en el campo laboral.

En un informe de 2009, el Programa para la evaluación de estudiantes internacionales (PISA por sus siglas en inglés), indicó que los estudiantes de los Estados Unidos se están quedando atrás en comparación con sus homólogos a nivel mundial. Si CTE está o no cambiando esto es una interrogante que tendrá que esperar a ser respondida cuando el próximo estudio sea publicado en diciembre de 2013.

Photo Credit: Devon Hartley

photo credit: Adele Flail

photo credit: Adele Flail

]]>
adflail@gmail.com (Adele Flail) Educación Thu, 06 Dec 2012 00:00:00 -0700
Los estudiantes piensan en un nuevo futuro en el “Día de la ciencia” http://exploreutahscience.org/educacion/item/63-los-estudiantes-piensan-en-un-nuevo-futuro-en-el-“día-de-la-ciencia” http://exploreutahscience.org/educacion/item/63-los-estudiantes-piensan-en-un-nuevo-futuro-en-el-“día-de-la-ciencia” Los estudiantes piensan en un nuevo futuro en el “Día de la ciencia”

El sábado, cientos de estudiantes de secundaria pudieron experimentar por primera vez cómo es estar en un campus universitario, y se enteraron de investigaciones científicas en las que un día podría participar.

Con un grito comenzó el 24º Día de la ciencia de la Universidad de Utah. El evento tiene el objetivo de reclutar estudiantes a esta universidad e introducirlos a la investigación científica. Estudiantes de secundaria participaron en talleres educativos y demostraciones creados para alentar el interés en carreras relacionadas con ciencias, matemáticas e ingeniería. Cientos de estudiantes asistieron, algunos de lugares tan alejados como California, Nevada, y Idaho.

“Muchos de estos estudiantes con aptitudes científicas están aislados. Especialmente en las zonas rurales,” dice Pierre Sokolsky, decano de la facultad de ciencias y profesor de física. “No tienen muchos amigos interesados en las ciencias pero los traes aquí y de repente miran a su alrededor y hay como 700 personas a quienes les emociona lo mismo que a ellos. Es algo transformador.”

Sokolsky dice que otro propósito del Día de la ciencia es acercarse a los estudiantes que de otro modo no seguirían una carrera científica. Para hacer eso, esta universidad organizó 29 talleres educativos y demostraciones de temas tan variados como la investigación de las ballenas y cómo hacer objetos invisibles.

“Tenemos una necesidad tan grande de más científicos e ingenieros que el crecimiento tendrá que venir de ese segmento de jóvenes que no están completamente seguros de poder seguir este camino. Queremos estimular su imaginación” dice Sokolsky.

Cerca de cuarenta estudiantes acudieron a escuchar a Kirk Ririe, co-fundador y director ejecutivo de Biofire Diagnostics. Cuenta que comenzó de niño como un aficionado chiflado de bombas en una zona rural de Idaho, y luego se convirtió en un estudioso obsesionado con la bioquímica. Habiendo dejado bombas y cohetes en el pasado, Ririe ahora usa su creatividad y conocimiento científico básico para enfrentar problemas médicos graves. Y eso –les dijo a los estudiantes- es identificar qué virus, bacterias, parásitos y hongos están tratando de atacarnos.

“Todos estos diferentes virus y bacterias causan básicamente el mismo tipo de síntomas. Fiebre, nariz congestionada, dolor de cabeza, etc.”

Ririe dice que hay una enorme necesidad de parte de los hospitales de diagnosticar cuáles de los 20 diferentes virus y bacterias pueden causar infecciones respiratorias y síntomas similares a los de la gripe. Por experiencia él sabe lo importante que es identificar rápidamente la causa de una infección.

“Mi tío fue admitido para una operación relativamente rutinaria de corazón y murió de una infección la semana siguiente. Se le hicieron exámenes y mas exámenes, y ya era demasiado tarde cuando le dieron el antibiótico correcto, así que empeoró.” Ririe agrega, “descubrir la causa de la infección ayuda a determinar el tratamiento, lo que permite aplicar el tratamiento de manera rápida y realmente salvar vidas.”

Por eso BioFire Diagnostics, antes bajo el nombre de Idaho Technologies, está desarrollando herramientas aquí en Utah para ayudar a los doctores a diagnosticar pacientes con enfermedades infecciosas de manera rápida. El examen solamente tarda una hora en comparación con días enteros que tardan los exámenes que se hacen actualmente. El año pasado salió al mercado FilmArray. Esta máquina de 50 mil dólares y los paquetes de exámenes de uso individual son los primeros en su tipo que tienen la aprobación de FDA.

“No estamos diciendo que somos la única compañía trabajando en esto. Esa necesidad médica ha existido por mucho tiempo,” dice Ririe. “Hay muchas compañías enfocadas en este mismo mercado. Pero la combinación de un examen integral, que es realmente fácil de usar y que un hospital puede llevar a cabo en su propio laboratorio, no había estado disponible hasta ahora.”

BioFire Diagnostics no se enfoca solamente en la gripe. Otros dispositivos similares para examinar infecciones de la sangre, meningitis, e infecciones gastrointestinales están en la mira.

Sorprendentemente, una pregunta sobre las regulaciones de FDA a las que está sujeta una compañía como BioFire fue la que comenzó uno de los diálogos más notables de parte de los estudiantes. Para sacar ese sistema al mercado fueron necesarios más de 60 millones de dólares y múltiples programas clínicos piloto. Un estudiante preguntó si BioFire estaba planeando obtener primero en Europa la aprobación de sus exámenes futuros. Esa pregunta no sorprendió a Ririe.

“Tal vez a primera instancia no te imaginarías que los comentarios más interesantes vendrían de estudiantes de secundaria,” dice Ririe. “Es fenomenal. Los estudiantes de secundaria entienden las cosas así [da un chasquido con los dedos]. E inmediatamente se ponen a pensar en lo que pasará en los siguientes 20 años. Y no se imaginan cómo serán los obstáculos regulatorios o técnicos, pero sí ven las posibilidades.”

Jessi Poulson, una estudiante del último grado en la escuela secundaria Herriman, preguntó si el examen podía usarse en medicina veterinaria. Ririe dijo que en un futuro sí sería posible.

“Me parece muy interesante. Puedo ver lo mucho que realmente esta máquina podría beneficiar al mundo y a otras áreas de la medicina. Es algo fabuloso.”

Jessie quiere ser una veterinaria y dice que vino al Día de la ciencia porque realmente le gustan las ciencias y pensó que sería una buena manera de informarse sobre lo que hay disponible al respecto. Ella está contemplando diferentes escuelas, no sólo la universidad de Utah. Tal vez el Día de la ciencia del sábado la ayude a tomar una decisión.

]]>
kim@exploreutahscience.org (Kim Schuske) Educación Sun, 02 Dec 2012 18:15:30 -0700
Lanzando calabazas en nombre de la ciencia http://exploreutahscience.org/educacion/item/45-lanzando-calabazas-en-nombre-de-al-ciencia http://exploreutahscience.org/educacion/item/45-lanzando-calabazas-en-nombre-de-al-ciencia Lanzando calabazas en nombre de la ciencia

Estudiantes de secundaria lanzan calabazas en el aire usando catapultas para aprender sobre física e ingeniería.

El lanzamiento de calabazas, Pumkin Chuckin’ por su nombre en inglés, es el evento más parecido que tiene Moab a una feria del condado, y también se ha convertido en la competencia preferida de los estudiantes de ciencias de la región, quienes contienden por trofeos y premios en efectivo. Los participantes son evaluados según la distancia y precisión del lanzamiento, así como el diseño de la máquina, el espíritu deportivo y la presentación.

Los veteranos del lanzamiento de calabazas, los Bluff Whippersnappers, se reunieron cuando tenían dos semanas más para prepararse. Dudley Beck, uno de los mentores del equipo Bluff describe la manera en que el equipo abordó el proyecto, “El diseño es prácticamente de ellos. Fueron a la Red para hacer investigación en línea, y determinaron el diseño.”

“La parte de la construcción, la porción práctica de construcción, es algo que he aprendido. En el pasado nunca había utilizado tantas herramientas como lo hice con estos chicos,” dice Jill Hook, la única chica en el equipo Bluff.

Los equipos juveniles compitieron en las categorías de honda y trebuchet. El trebuchet es una especie de catapulta que usa contrapeso para agregarle energía cinética al tiro.

Tarik Tumeh señala algunos de los problemas que el equipo está tratando de resolver, “Con nuestro nuevo trebuchet, hay muchas medidas, y debemos decidir qué tan grandes tienen que ser ciertas partes para que funcione, y tenemos que incorporar todo en un boceto.”

Spencer Beck añade, “Nosotros no lanzamos tan lejos como otros grupos, porque tenemos un trebuchet pequeño, pero somos muy precisos.”

Pero, ¿por qué lanzar calabazas? Este evento de Moab fue inspirado hace siete años por el Campeonato nacional de lanzamiento de calabazas llevado a cabo en Delaware. Es un evento de recaudación de fondos para el proyecto juvenil de jardinería de Moab, Moab’s Youth Garden Project, que mantiene un jardín comunitario y su propio programa de educación científica. “Es una cosa bastante peculiar que sería todo un éxito o todo lo contrario. Se haría popular y las personas la adorarían, o no la comprenderían del todo,” dice el director Delite Primus.

Y realmente alcanzó popularidad. Este año la división juvenil creció de uno a seis equipos. En la escuela secundaria Moab, el departamento de matemáticas creó un equipo llamado Paintball Pirates, que atrajo a estudiantes de matemáticas y ciencias, incluyendo a Damian Souell y Damian Pogue.

“Parece algo nuevo, una buena oportunidad para salir y hacer algo distinto a permanecer adentro jugando videojuegos todo el día,” indica Souell.

“Fui al evento de lanzamiento de calabazas el año pasado, vi algunas de las cosas locas que estaban construyendo y me interesó, dice Pogue. “Bueno, el simple hecho de lanzar una calabaza en el aire para tratar de golpear algo suena bastante interesante.”

Su consejero, el maestro de matemáticas Ryan Hand, agrega, “Estos chicos se están dando cuenta que las matemáticas que aprenden en la escuela tienen una aplicación práctica.”

Otro equipo nuevo, los Thunderbirds, surgió del programa después de la escuela de Beacon, en Moab, que durante años ha tenido un equipo competitivo de robótica. Stephanie Dahlstrom, la directora de Beacon, dice que el evento de lanzamiento de calabazas era una adición natural para el próspero programa de ciencias, “Realmente tratamos de tener cosas divertidas, y conectar la diversión con la ciencia. Ellos están aprendiendo aun cuando no se dan cuenta que están aprendiendo.”

Los Thunderbirds estaban entre los equipos que montaron sus lanzadores e hicieron tiros de práctica el día antes de la competencia. “Hemos estado lanzando toda la mañana en nuestras exhibiciones. Hemos jugado un poco con el diseño, hecho algunos experimentos, y formulado algunas hipótesis. Lanzamos de algunas maneras distintas, y con diferentes tensiones, controlando diferentes variables,” dice el consejero Eric Clapper. “Pero no hemos tratado todavía de utilizar esto al máximo porque no queremos descomponer nada antes del día en que realmente lo vamos a necesitar.”

El día de la competencia, más de dos mil personas se reunieron en el antiguo aeropuerto. Animados por un público entusiasta, los equipos de la división juvenil lanzaron sus calabazas. En la recta final, los Thunderbirds obtuvieron el primer lugar con la honda, los Paintball Pirates ganaron con el trebuchet, y los Whippersnappers realizaron el lanzamiento más largo, de 110 pies.

 LOCAL MUSICIANSTHUNDERBIRDSSLINGSHOTTREBUCHET

]]>
jonkovash@gmail.com (Jon Kovash) Educación Mon, 05 Nov 2012 00:00:00 -0700
Manteniendo a los orangutanes sanos y felices en el zoológico Hogle http://exploreutahscience.org/educacion/item/35-manteniendo-a-los-orangutanes-sanos-felices-en-el-zoológico-hogle http://exploreutahscience.org/educacion/item/35-manteniendo-a-los-orangutanes-sanos-felices-en-el-zoológico-hogle Manteniendo a los orangutanes sanos y felices en el zoológico Hogle

Mantener a estos inteligentes simios sanos y ocupados en actividades que disfruten puede ser un trabajo difícil pero satisfactorio.

Elijah, un imponente orangután macho de 330 libras, y un rostro dulce, abre la boca, da vuelta, y levanta los brazos al aire cuando se le ordena. Pero se muestra renuente a poner su brazo en una manga de plástico que ayudaría a mantenerlo inmóvil para poder extraerle sangre. Dos de los custodios del zoológico Hogle a cargo de los grandes simios, Bobbi Gordon y Erin Jones, suavemente lo persuaden y le ofrecen bocados de fruta. Eventualmente su paciencia y persistencia tienen resultados. Él coopera.

“Como no podemos cargarlos y llevarlos al veterinario como haríamos con un perro o un gato, tenemos que entrenarlos para asegurarnos que podamos observarlos de cerca todos los días,” dice Gordon. Los simios están entrenados para permitir y ayudar a que los custodios del zoológico les cepillen los dientes, los pesen, puedan aplicarles inyecciones voluntarias y hacerles ultrasonidos cuando sea necesario.

Los custodios de los grandes simios no pueden descuidar ningún aspecto de estas revisiones médicas. Fue durante una sesión rutinaria de entrenamiento que se encontró una hinchazón en el pectoral derecho de Elijah en 2011. Ésta fue una observación astuta, tomando en consideración que es el único orangután macho con cáncer de mama. Desde entonces, él se ha sometido a dos operaciones para remover el tejido canceroso, la más reciente fue el verano pasado.

“Por medio de este entrenamiento podemos monitorear todo su cuerpo para buscar posibles hinchazones o tumores, y examinar su comportamiento para darse cuenta si no se está sintiendo bien durante el día,” dice Gordon. “Ha sido un aspecto crucial de su diagnóstico y tratamiento.” El cáncer de Elijah es de crecimiento lento, y su prognosis es buena.

Además de su bienestar físico, el entrenamiento también mantiene a los grandes simios estimulados mentalmente. “Son animales muy inteligentes,” explica Gordon. “Les gusta mucho aprender, les gusta mucho tener retos.”

Nada podría reflejar mejor ese mensaje que el ver a Elijah estrechando a su hija Acara, ambos mirando fijamente un video de YouTube en un iPad sostenido por Gordon. La organización sin fines de lucro Orangutan Outreach proporciona iPads para los orangutanes que viven en zoológicos de todo el país. “Que ellos [los visitantes] los vean, usando en el iPad un programa de dibujo que ellos mismos usarían, ayuda a que el público se dé cuenta de lo inteligentes que son estos chicos y lo importante que es tenerlos a salvo en su entorno natural,” explica Gordon.

Los genomas de los humanos y los orangutanes son similares en un 97%, convirtiéndolos en una de las especies más semejantes a la nuestra. Tal vez en parte debido a la similitud de los simios con los humanos, es difícil para los custodios del zoológico no desarrollar una conexión emocional con ellos. “Hasta cierto punto ellos son mi familia,” dice Jones. “Esa relación es sumamente importante para mí.” Su oficina, con ventanas que dan hacia el recinto donde habitan los grandes simios, está decorada con fotografías enmarcadas y carteles de esos mismos animales que ven casi todos los días.

Jones agrega con una sonrisa, “Yo hago todo lo que puedo para asegurarme de que tengan un día fabuloso.”

 

]]>
julie@exploreutahscience.org (Julie Kiefer) Educación Wed, 24 Oct 2012 13:06:34 -0600
Aplicaciones para explorar el cerebro http://exploreutahscience.org/educacion/item/29-aplicaciones-para-explorar-el-cerebro http://exploreutahscience.org/educacion/item/29-aplicaciones-para-explorar-el-cerebro Aplicaciones para explorar el cerebro

Pronto los estudiantes podrán usar sus teléfonos celulares inteligentes para aprender sobre el cerebro.

¿La mejor manera de aprender sobre el funcionamiento del ojo es leerlo en un libro de texto? “El reflejo de luz pupilar es un reflejo que controla el diámetro de la pupila, en respuesta a la intensidad (luminosidad) de la luz que recibe la retina del ojo…”

Convencidos de que los estudiantes de la escuela intermedia y secundaria preferirían algo similar a un videojuego, el Centro de aprendizaje de ciencia genética (GSLC por sus siglas en inglés) de la Universidad de Utah está creando la Neurociencia de nuestros sentidos (Neuroscience of Our Senses), un conjunto de módulos interactivos diseñados para aparatos con pantalla táctil y pizarras interactivas. El proyecto cuenta con el apoyo de un subsidio de $1.33 millones del Instituto nacional de la salud.

La idea es que los estudiantes aprenderán mejor a través de una experiencia virtual. Después de encender un interruptor de luz simulado, el estudiante observará el encogimiento de la pupila de su personaje virtual. Con el golpeteo de su dedo, podrá hacer un acercamiento para ver la anatomía del ojo, y observará cómo el iris controla el tamaño de la pupila. ¿Qué sucede si el estudiante hace que las pupilas permanezcan grandes cuando la luz se enciende? El personaje virtual entrecerrará los ojos- la luz es demasiado brillante.

“Una de las ventajas de los materiales interactivos animados es que ayudan a que los estudiantes vean procesos biológicos de una manera en que no lo podrían ver en la ilustración fija de un libro de texto,” explica la Dra. Louisa Stark, directora de GSLC. Este centro ha recibido premios a nivel nacional gracias a la popularidad de su sitio interactivo en la Red Learn.Genetics, que cuenta con un millón de peculiares visitantes cada mes.

Existe una creciente tendencia hacia la enseñanza con tecnología interactiva en las aulas de los grados K-12. Según el centro de consultoría Futuresource, una de cada cinco aulas en el mundo tendrá pizarras interactivas para finales del año 2013. Como resultado del Decreto de la tecnología escolar inteligente, aprobado por la asamblea legislativa de Utah en 2012, se destinarán $3 millones para la implementación de infraestructura tecnológica escolar, y para la compra de iPads para todos los estudiantes de un número reducido de escuelas públicas. Dependiendo del éxito de este programa piloto, es posible que el estado invierta más fondos para proveer de tecnología educativa a las escuelas públicas en todo Utah.

“Los materiales virtuales ofrecen muchas herramientas y experiencias que los estudiantes no podrían tener dentro del salón de clase, ya sea por limitaciones de dinero o de tiempo,” dijo Elizabeth Moritz, maestra de ciencias del Centro de educación científica de Salt Lake, quien utiliza una pizarra interactiva para enseñar. “Es una de las muchas excelentes maneras en que podemos enriquecer el aprendizaje de los estudiantes.”

Además, a diferencia de los típicos libros de texto de ciencias, las lecciones interactivas hacen referencia a investigaciones actuales y tecnologías nuevas. Jessica Dwyer, maestra de ciencias de East High School en Salt Lake City, piensa que este enfoque es importante. “La única manera en que los chicos realmente pueden entender las ciencias es teniendo acceso a la metodología y tecnología actual y aplicada.”

Stark dice que es importante desarrollar este proyecto en colaboración con científicos que tengan conocimientos de primera mano de los últimos avances en la investigación sobre el cerebro. Un especialista en neurociencia de la Universidad de Utah, Matt Wachowiak, está de acuerdo, “Como científicos podemos transmitirles lo más interesante y fascinante sobre el funcionamiento del cerebro, y destacar los cuestionamientos importantes que forman parte de la investigación neurocientífica actual.” Wachowiak trabajó con GSLC el verano pasado, presentando nuevos hallazgos científicos que podrían ser integrados en el programa de estudio.

Ya terminados en el año 2013, los módulos de enseñanza serán presentados en talleres didácticos a más de 850 maestros del país, y estarán disponibles para ser descargados como una aplicación gratuita para el público en general.

]]>
julie@exploreutahscience.org (Julie Kiefer) Educación Mon, 22 Oct 2012 00:00:00 -0600
Los jardines que están creciendo en las escuelas de Salt Lake City http://exploreutahscience.org/educacion/item/15-los-jardines-que-estan-creciendo-en-las-escuelas-de-salt-lake-city http://exploreutahscience.org/educacion/item/15-los-jardines-que-estan-creciendo-en-las-escuelas-de-salt-lake-city Los jardines que están creciendo en las escuelas de Salt Lake City

Es una tarde de primavera con brisa en la escuela primaria Escalante, al oeste del centro de la ciudad de Salt Lake. Los alumnos del grupo de sexto grado del Sr. Haglund están un poco sucios.

Los niños han estado excavando en el estiércol y las niñas han estado sacando las gruesas yerbas del jardín. Algunos han parado para mostrar algunas lombrices que han encontrado. “Tenemos un contenedor de lombrices donde las conservamos y las alimentamos para luego usar su excremento para que las plantas crezcan en nuestro salón de clases. Después salimos a plantarlas aquí afuera.” “Hemos plantado remolacha, tomates, zanahoria, hemos plantado muchas flores, tulipanes y pensamientos.”

Su maestro Roger Haglund dice que están ocupados y sedientos. “Mis alumnos de sexto grado están elaborando un contenedor de fertilizante orgánico. Uno de los temas requeridos en el programa de estudios del sexto grado es aprender sobre la descomposición causada por microrganismos. Entonces estamos elaborando el contenedor de fertilizante orgánico para hablar sobre las lombrices y los microbios que ayudan a descomponer el excremento para luego convertirlo en tierra útil o fertilizante.”

El año pasado el distrito escolar de Salt Lake, que recibió trescientos mil dólares en total de la ferretería Lowe’s y los fondos concedidos por Daniels Fund de Denver, instaló cerca de una docena de invernaderos en ésta y muchas otras escuelas del distrito.

“Pues, fue un regalo maravilloso y ellos asumieron que todos simplemente comenzarían a trabajar en esto pero muchas personas no sabían qué hacer,” dice Mary Jo Tedesco, una experta en jardinería de Utah State University Extension. Ella y algunos otros consultores de jardinería, incluyendo algunos de la institución sin fines de lucro Wasatch Community Gardens, están trabajando actualmente con los maestros de la escuela primaria Escalante, donde el distrito está tratando de que un programa piloto prospere. “La realidad es que los maestros están muy muy ocupados con su propio plan de estudios y esto vino a aumentar en cierta manera su carga de trabajo. Por lo tanto, ha sido un reto.”

Con la popularidad de la jardinería en aumento, los delegados académicos de los distritos escolares de las áreas urbanas de Utah desean proveer a los estudiantes con más educación práctica sobre biología y agricultura de la que normalmente recibirían en las ciudades grandes.

Mientras el distrito escolar de Salt Lake City está invirtiendo en este programa, muchos maestros están teniendo que aprender a cultivar verduras y otras plantas por primera vez, para poder después enseñarles a sus alumnos. Brittney Anderson enseña el quinto grado, “Sin ellos sería muy difícil. Pues, me hice cargo de los jardines el año pasado y fue muy difícil contar con la participación de muchos maestros. Pero cuando se tiene a un experto trabajando directamente con ellos, se ha logrado una mayor participación en el cultivo y cuidado de los jardines y ha sido más significativo. Porque creo que muchos maestros plantan semillas y luego simplemente las mandan a las casas porque no saben qué hacer con ellas.”

Anderson cuenta que desde que los maestros y los jardineros han comenzado a colaborar en Escalante, una escuela con diversidad y donde por lo menos 20 lenguas diferentes son habladas por las familias de los estudiantes, algunos padres han acudido a construir cajas de cultivo y repisas para los invernaderos. Las reacciones de otros han sido también de apoyo. “Porque muchos de los padres no tienen el espacio para cultivar en su propia casa. Tenemos muchos refugiados y muchos inmigrantes, ésta no es la tierra a la que están acostumbrados, y los cultivos que aquí plantamos no son los cultivos a los que están acostumbrados. Entonces creo que tiene mucho valor que sus hijos puedan aprender esto aquí e inclusive podrían traer sus propias semillas y tratar de hacer algunas de las cosas a las que están acostumbrados.”

Mientras esto provee un puente cultural para niños inmigrantes que están tratando de adaptarse a Utah, los delegados del distrito dicen estar también preocupados por lo que se denomina STEM (por sus siglas en inglés), ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Esta es Cynthia Talbot Holtz del distrito escolar de Salt Lake, “Estamos en lo que podría llamarse una crisis en este país en lo que concierne a estudiantes que eligen carreras en las áreas de STEM. Sabemos que debemos comenzar a despertar el interés e informar a los niños desde temprana edad, y no sólo se trata de nuestros estudiantes sino también de sus padres. Que la inversión que ellos hagan en la educación de sus hijos, especialmente en las áreas referidas como STEM, lleven a sus hijos a obtener carreras lucrativas de largo plazo.”

Según algunos estudios, los proyectos que se realizan fuera del salón de clases y al aire libre ayudan a que los niños se concentren y tengan un mejor desempeño en los exámenes, pero lo que es aún mejor, dice Tedesco, es que estas experiencias tempranas moldean profundamente su actitud en relación al medio ambiente. “Es formidable, pues cuando les enseñas desde pequeños a plantar algo cuidadosamente, a cuidarlo con esmero, a mirar la tierra cuidadosamente, tiene un gran impacto en la manera en que ven el mundo.”

Otros jardineros, que también ayudan a los maestros en instrucción al aire libre, como Laura Judd de Wasatch Community Gardens, dice que lo ideal sería que ella y otros comenzaran a retirarse gradualmente. “Es verdad que todos necesitan una orientación inicial, no todos son jardineros. Pero ojalá que después de trabajar uno o dos años aquí se formen ideas sobre la manera en que el sistema funcionan en base a lo que nosotros les enseñamos y que ellos comiencen a enseñar, que la información se comparta entre diferentes grados escolares una vez al mes, que todas estas personas trabajando en proyectos en distintas escuelas se reúnan y se enseñen unos a otros, que las lecciones aprendidas se publiquen para otros maestros del distrito, que se diseminen.”

Para finales de 2009, aproximadamente 19 escuelas primarias y secundarias del distrito escolar de Salt Lake tendrán nuevos laboratorios e invernaderos al aire libre para trabajar y los educadores esperan que el concepto, bueno…crezca.

 

]]>
rosschambless@hotmail.com (Ross Chambless) Educación Sun, 21 Oct 2012 00:00:00 -0600
Estudiantes de secundaria reciben entrenamiento biotécnico http://exploreutahscience.org/educacion/item/28-estudiantes-de-secundaria-reciben-entrenamiento-biotécnico http://exploreutahscience.org/educacion/item/28-estudiantes-de-secundaria-reciben-entrenamiento-biotécnico Estudiantes de secundaria reciben entrenamiento biotécnico

Estudiantes de secundaria se unen a la próspera industria biotécnica de Utah.

Utah cuenta con un historial en innovación biotécnica que va desde el desarrollo de corazones artificiales hasta el descubrimiento de genes basado en la fuente de datos poblacional de Utah. Ahora los estudiantes de secundaria se unen a la próspera industria biotécnica de Utah.

Nicholas Campbell, estudiante del último grado de la escuela secundaria Kearns, es alto y delgado, y tiene una actitud amigable. Trabajó en un proyecto para la compañía Eschelon Bioscience durante los pasados cuatro meses, gracias a un nuevo programa para practicantes llamado InnovaBio. Él y otros 30 estudiantes presentaron su investigación en una reunión, donde tendrían la oportunidad de ganar becas de hasta $1500.

“Estamos trabajando con esfingomielina fosfodiesterasa 1. Es una proteína humana que solamente es excretada por las células cerebrales,” dice Campbell.

Por medio de este programa de practicantes, los estudiantes de secundaria trabajan directamente con empresas del ramo de la biotecnología y llevan a cabo experimentos científicos utilizando materiales como ADN y proteínas humanas. Aproximadamente dieciséis escuelas secundarias a lo largo del valle de Salt Lake ofrecen clases de biotecnología. Los estudiantes que cursan el penúltimo año de secundaria toman una clase introductoria ofrecida en su escuela. Y el siguiente año –el último antes de graduarse- pueden inscribirse a InnovaBio. Campbell dice que el programa está lleno de sorpresas y que eso es lo que le gusta del proyecto.

“Cada día hay un experimento nuevo, un problema nuevo que debemos solucionar, y encontramos nuevas maneras de manipular el ADN y pensamos de manera innovadora, y esto es lo más divertido que he hecho en la escuela.”

Tami Goetz, la consejera de ciencias estatal, inició el programa en Salt Lake Community College. “La idea del proyecto InnovaBio surgió hace varios años, probablemente en 2003 cuando observamos el crecimiento acelerado de los programas de biotecnología en las escuelas secundarias. Pues crecían al doble de tamaño cada año. Por lo tanto teníamos un gran problema, había muchos chicos interesados en este aprendizaje científico práctico del programa de biotecnología y deseaban continuar pero no había un siguiente paso, no teníamos una siguiente etapa para ellos.”

Goetz cuenta que las compañías del ramo de la biotecnología se resistían a aceptar a estudiantes de secundaria como practicantes. Entonces ella decidió formar su propia organización sin fines de lucro para entrenar a los estudiantes y hacer contratos con las empresas. Las compañías le pagan a InnovaBio por trabajar en proyectos específicos y los estudiantes realizan el trabajo en un edificio nuevo de Salt Lake Community College en el campus de Jordan. Ellos son entrenados individualmente por empleados de planta de InnovaBio y utilizan el equipo más moderno, en ocasiones mejor que el que tienen las compañías. Instrumentos como el secuenciador que determina la estructura primaria del ADN y robots que pueden ser usados para preparar experimentos grandes que a una persona le tomaría horas. Goetz dice que los estudiantes que terminan el programa están bien preparados para futuros empleos en la creciente industria biotécnica.

“Si tú me hubieras preguntado en 2004 si los estudiantes de biotecnología de secundaria tendrían la posibilidad de conseguir trabajos te hubiera respondido que absolutamente no. Las compañías no contratarían a chicos con solamente un año de experiencia en el laboratorio, sin importar qué tan buenos fueran, pero InnovaBio cambió eso.”

En el último par de años, la mayoría de los estudiantes han decidido continuar sus estudios de biotecnología en la universidad. Sidney Trung, una estudiante de la Universidad de Utah, terminó el programa el año pasado. “Fue fabulosos haber tenido esa experiencia en el laboratorio y ahora que trabajo en un laboratorio en la Universidad de Utah, ya cuento con toda esa experiencia. De hecho, me ayudó a conseguir una beca ahí porque mencioné que tenía dos años de experiencia en un laboratorio y eso les gustó mucho,” dice Trung.

InnovaBio fue el primer programa de practicantes de su tipo, y ahora otras organizaciones de los Estados Unidos y de otros países lo están usando como modelo para desarrollar sus propios programas.

Para obtener más información sobre el programa, visite nuestro sitio en la Red: slcc.edu/biotech.

Esta historia salió al aire originalmente el 29/06/09.

]]>
kim@exploreutahscience.org (Kim Schuske) Educación Sun, 21 Oct 2012 00:00:00 -0600